Tumbando caña

Tumbando Caña

Juan Antelmo García Castro

EL PAPALOTE

Hoy martes 2 de abril mi compadre y hermano querido del alma Manuel Castillo Jaimes, popularmente conocido en el mundo mundial como Igor Pettit, cumple años y pasará tan célebre fecha junto con su amada madre en el vecino estado de Michoacán…Conocí a Igor en las postrimerías de la década de los ochentas y, debo decirlo, me era harto antipático porque lo consideraba insoportablemente protagonista, pero el colmo fue cuando mi cordial compadre Andrés Campuzano Baylón lo presentó como nuevo integrante de El Reportero, periódico del que era editor en jefe mi compa Andrés y donde yo colaboraba…Desde que Igor se incorporó al equipo de ese importante rotativo local lo ignoré groseramente, ni el saludo le respondía, incluso cuando llegaba con su característica actitud bulliciosa, yo, muy irritado abandonaba la mesa de redacción y me retiraba a trabajar a la Dirección de Comunicación Social del Gobierno estatal, que se ubicaba en la planta baja del hoy edificio que alberga al Ayuntamiento citadino…Obviamente Igor percibió de inmediato mi conducta majadera y de rechazo hacia él, por lo que una noche se paró frente a mí en el escritorio donde yo estaba trabajando y a bocajarro, de manera cortés me cuestionó: “señor, con todo respeto que usted merece pero quiero saber ¿qué le hice, por qué le caigo mal, por qué me desprecia?, ante la actitud humilde de Igor reaccioné muy afectado respondiendo que no me caía mal, mucho menos lo despreciaba y sin darme tiempo para más excusas, gentilmente me extendió con franqueza su mano; desde entonces mantenemos un vínculo de fraternidad y familiar, incluso en la década de los 90´s ambos realizamos espinosos trabajos periodísticos, luchando contra actos injustos y de abuso de poder…Contrario a quienes festejan su cumpleaños con bombo y platillos, Igor desde la víspera cae en una profunda depresión por un trágico e imborrable suceso: La familia Castillo Jaimes residía en una vieja vecindad de populoso barrio en la hoy Ciudad de México y un primero de abril Igor, que tenía 9 años, tuvo el deseo de hacer un papalote pero no tenía el peso que necesitaba para comprar los materiales necesarios, por lo que imitando a otros amiguitos muy temprano se trasladó al mercado del barrio ofreciendo a los comerciantes tirar la basura a cambio de una moneda, logrando finalmente reunir el deseado peso, regresando muy feliz a su casa…Después de comer, Igor salió de la vecindad y corrió a la papelería cruzando la avenida, sin darse cuenta que detrás de él también salió su hermanito menor, de año y medio de edad, escuchándose el rechinar de llantas, seguido de terrible impacto y gritos de angustia…Al mirar hacia atrás, Igor observó aterrorizado el cuerpo inerte y destrozado de su pequeño hermano; desde entonces la vida le cambió para siempre, pues en su inocencia consideraba ser el culpable de la espantosa muerte del entrañable hermanito, por lo que un día sin avisar a nadie decidió abandonar el seno familiar y nunca jamás regresó…A sus nueve años, Igor deambuló por las céntricas calles de la gran metrópoli sufriendo vejaciones, humillaciones, hambre y desamor, vendiendo chicles y dulces para sobrevivir en las puertas del legendario Teatro Blanquita, donde conoció a grandes artistas de esa época, entre otros Elsa Aguirre, Ana Luisa Peluffo, Tongolele, Carmen Salinas y Adalberto Martínez “resortes”…Siendo adulto se reencontró con su madrecita, quien le pidió perdón por no cuidarlo siendo un niño, pero Igor le dijo que lo perdonara a él por descuidar a su hermanito y huir del hogar familiar…Por supuesto que Igor no es monedita de oro, pero quienes somos sus amigos sabemos que es un ser humano solidario y generoso que ama, cuida y ayuda a los niños, principalmente a los que menos tienen, pero también es benefactor de los animalitos callejeros; con sus amigos, cuando lo necesitan, también es muy noble…Hoy felicito a mi querido hermano Igor Pettit, a quien con el corazón en la mano le digo que muy pronto vamos a construir un gran papalote y echarlo a volar alto, muy alto, para que se lleve por siempre sus tristes recuerdos.

Written by
Diario

Periodismo en Diario de Guerrero

Artículos Relacionados

OpiniónTumbando caña

Tumbando Caña

Juan Antelmo García Castro FUNDADORES DE MORENA RESPONDEN A JACINTO GONZÁLEZ Militantes...

OpiniónTumbando caña

Tumbando Caña

Juan Antelmo García Castro NO PARAN LAS DENUNCIAS CONTRA DIRECTORA DE ENFERMERÍA...

OpiniónTumbando caña

Tumbando Caña

Juan Antelmo García Castro ¡MIRA COMO TIEMBLO!, DICE RUBÉN CAYETANO A JACINTO...

OpiniónTumbando caña

Tumbando Caña

Juan Antelmo García Castro EL FAIR PLAY DEPORTIVO DEBE APLICARSE EN LO...