Home Local “POPO ASTUDILLO, HOMBRE DE EXTRAÑO BRILLO”
Local

“POPO ASTUDILLO, HOMBRE DE EXTRAÑO BRILLO”

(Por: Juan Antonio Guevara Campillo –Nikita-)

Les confieso estimados y asiduos lectores de JAGC-Nikita, que el tema que hoy ocupará la prestigiada página dos de “Diario de Guerrero”, es de verdad muy extraño por su concepción en la acelerada, revolucionada, novelesca y calenturienta mente del que esto escribe, ya que el personaje principal no es sacado de ninguna novela de ciencia ficción, policiaca o de “Casos de la Vida Real”, no señores, se trata de dar vida a un personaje extraordinario, increíble y fuera de serie, mencionar que dicho personaje vio la luz primera en el Barrio “Tlacololero” de Chilpancingo, y me refiero obviamente al Barrio de San Antonio, quien desde muy pequeño aprendió las tradiciones y costumbres de su entorno y de su querido y amado Chilpancingo, tierra de mujeres y hombres ilustres, y no lo digo porque yo aquí nací, no señores, nuestro personaje de hoy fue bautizado aunque usted no lo crea con el nombre de “Chimalpopoca” Astudillo Méndez, y que con el correr de los años, se ganó a pulso el mote de “Popo”, para abreviar un poco, pero aclaro, sin acento en la segunda “o”, porque hay gente tan malora y de mala entraña, que podría pensar mal, pero viniendo de Nikita, pues no hay por que preocuparse. Al amigo “Popo”, lo conocí hace ya muchos, pero muchos años, gracias al fútbol, pues los dos tuvimos el gusto de inculcarles a cientos de niños y jóvenes, el amor a este bonito y popular deporte, y ambos tuvimos a nuestro cargo, equipos que hicieron historia y dejaron un gran legado en la conciencia de los amantes de este deporte, su equipo más tradicional fue el “Odisa Puma”, en donde sus referentes fueron los hermanos Cotino Flores (Felipe, Juan Manuel y Juan Carlos), y mi equipo el Deptvo. Nikita, siendo sus referentes: Edgar Díaz, Ramiro Almazán y Martín Torres “el Pelitos”.

       Otra de las facetas de nuestro personaje de hoy Astudillo Méndez, es que desde muy joven tuvo la inquietud de ser árbitro de fútbol en todas sus modalidades, como Fútbol Soccer, de Salón, Siete y Rápido, y que fue integrante del Colegio para Árbitros de Fútbol de esta ciudad de Chilpancingo, me refiero al “Jesús Alberto Morales Arvizu, A.C.”, que fundé hace apenas 38 años, y posteriormente en el otro Colegio que fundé y se llamó “Deptvo. Ángeles”, siendo su Presidente fundador el ya desaparecido Javier Ávila Arcos “el Chicuil”, que en gloria esté, mencionando que durante mucho tiempo, fue mi brazo derecho y conoce muchos secretos de Nikita obviamente, sabes de que pie cojeo, sabe de mis alegrías y tristezas, de mis gustos y mis “disgustos”, y aprendió el arte de escribir, ya que Chimalpopoca amigos míos, estuvo tan cerca de mí, que fue uno de mis primeros “colaboradores”, y en los diferentes rotativos en donde Nikita colaboró, él empezó a meter sus artículos, después obviamente que le di la autorización y espacio para hacerlo, y su primera aportación fue esta: “Los villanos del Fútbol”, artículo que hace referencia al trabajo de los árbitros, y les daré una probadita de este y dice: “En el fútbol, en el nivel de competencia que se juegue, siempre habrá a quien echarle la culpa por la derrota; los más visibles son el árbitro y el entrenador, son auténticos “chivos expiatorios”, lo decía acertadamente Manuel Lapuente, ex técnico del América, al referirse al hombre de “negro”. “Yo no le dije que se pusiera allí, ahora que se aguante”. Técnico y árbitros reciben siempre el elogio mínimo, mientras que los recordatorios a sus “mamacitas”, están a la orden del día, y no es posible llamar ciegos o rateros a los árbitros, si el equipo pierde”, y así es y seguirá siendo -dijo Popo-, por toda la eternidad.

       También tengo en mis manos un artículo del buen Chimalpopoca, quien está muy cerca de la titular del Instituto del Deporte de Guerrero -INDEG-, mi amiga Alma Rocío López Bello, con sede en esta Capital de Estado Chilpancingo, artículo muy especial por el tema que aborda, y se titula “A LA MADRE ESPAÑA”, que inicia así: “Cuando me entero que un latinoamericano, un negro o un árabe, sufre humillaciones en España, por el color de piel o por su religión, me viene a la mente el siguiente escrito: “No hay tipo español que responda fielmente por sus caracteres del pueblo ibero, que aparece como una galantina de razas; el español original es el celtibero puro que Tácito describe, como el guerrero ágil, valiente, astuto, profundamente mercenario y ladrón. Sobre este fondo, el cartaginés depositó su pasión fenicia por el oro, su tendencia a especular con todo y por todo; su diplomacia de sirena, y su hipocresía de divinidad caldea. El romano dejó caer durante quinientos años, su frialdad para tiranizar su necesidad de parasitismo, su rapacidad jurídica, su grosería de elefante, su hambre de plebe perezosa, y su podredumbre para ungir césares. El godo trajo sus grandes virtudes privadas; el gusto por la monogamia, la ternura en la familia, la fidelidad conyugal, la lumbre limpia para el hogar, la aspereza en la patria potestad; la indigencia de facultades intelectuales; la credulidad bestial; la terquedad sin límites, el berberisco dio su superstición de nubio, su teología zoolátrica, su ferocidad, su rapiña, su sobriedad y su horror por el trabajo.

       El árabe -dice Popo-, dio su gran civilización desgraciadamente con alma teocrática y espíritu aventurero, pero sobre todos esos sedimentos de diversos espesores, densidades y matices, el catolicismo asentó sus grandes vicios; las ordenes monásticas encerraron a ese pueblo dentro de las más espesas tinieblas, le atrofiaron el cerebro, lo enseñaron a sucio, perezoso, limosnero, parásito de todas las cocinas, la de las herederas ricas; le quitaron lo militar a fuerza de nombrar vírgenes del paraíso católico como generales en jefe, y de guiarlo en los combates por la grupa del caballo del apóstol Santiago”. !!!!Más!!!!. Este escrito lo transcribo literalmente -dice Popo-, de un libro que escribió este excelente mexicano que fue historiados, escritor, político, geógrafo, Senador de nombre Francisco Bulnes, y publicó su obra durante el porfiriato. Insisto -dice Popo Astudillo-, va este comentario en repulsa por las cotidianas agresiones que sufren principalmente los latinoamericanos a manos de agraviados españoles, agresiones que van desde los insultos: “indios, sudacas, monos, changos, gorilas, etc., hasta las agresiones físicas y en extremo hasta la muerte. Creo firmemente que nuestras armas deben de herir la conciencia, más la carne; y que este escrito repique por internet y les llegue a los castos oídos de esos españoles xenofóbicos, que continuamente agreden a los que por desgracia se les atraviesan en el camino. Vienen a mi memoria los casos de futbolistas negros que sufrían y sufrían agresión desde las tribunas de los estadios españoles, cuando unos bárbaros iberos los sobajaban imitando aullidos del chango, o cuando a nuestro paisano Hugo Sánchez, no lo bajaban de indio, y este menudo goleador conquistó España, con sus “Pentapichichis”, y además les dio baje con “Miss España”. Ojalá este escrito repique “urbi et orbi”, o cuando menos los alcance la maldición de “Chimalpopoca” -luego les cuento como es-. Es todo. (Nikita).

Written by
Diario

Periodismo en Diario de Guerrero

Artículos Relacionados

Local

Los manifiestantes llegaron a la rectoría gritando consignas en contra de Saldaña Almazán

Josué Miranda Egresados de la Facultad de Ciencias Químicas Biológicas marcharon en...

Local

¿Qué pasa cuando un candidato declina? Mitos y realidades de este fenómeno

Georgina Jorge Ramírez, MBE Hace ya varios años que veo que las...

Local

Casillas Especiales: ¿Las conocías?

No hay pretexto para no votar este 02 de junio Georgina Jorge...

Foto: Archivo Diario de Guerrero
Local

Posponen IEPC e INE entrega de  paquetes electorales en Coyuca

Baltazar Jiménez Rosales Como consecuencia del artero asesinato de Alfredo Cabrera Barrientos,...