Home Opinión Magali es una de las pocas mujeres que reparan calzado en Chilpancingo
Opinión

Magali es una de las pocas mujeres que reparan calzado en Chilpancingo

Hoy se festeja el Día del Zapatero en México y Magali NAva Brito nos cuenta su historia

Magali es heredera de una tradición de más de medio siglo en la reparación de calzado. Su padre y su abuelo realizaron esta actividad en la calle Morelos del centro de Chilpancingo y hoy ella mantiene su establecimiento en la avenida Juárez. Este 25 de octubre se conmemora el Día del Zapatero en México y ella lo festejará con su familia y empleados con una comida… pero también trabajando.

La tradición del Día del Zapatero tiene un gran arraigo en el estado de Guanajuato pero en prácticamente todas las zapaterías y negocios afines al calzado se celebra este día en honor a San Crispín y San Crispiano, que fueron dos misioneros de la fe cristiana en Europa, quienes con sus propias manos haciendo zapatos y con lo que ganaron ayudaban a los pobres, al mismo tiempo que llevaban el calzado evangelizaban.

Magali Nava Brito indicó que ella desde muy niña aprendió de su padre y su abuelo el oficio de reparadora de calzado. Sin embargo, fue hasta que quedó viuda cuando se vio en la necesidad de poner en práctica lo aprendido.

También puedes leer: Localizan ropa de víctimas de la Guerra Sucia; Fiscalía no la considera evidencia

“Tengo dos hijos y es muy difícil de poder conseguir trabajo si los tienes que atender y entonces me vine con mi papá a este negocio que tiene más de 12 años instalado en este lugar y primero sólo atendía el mostrador, ahora yo hago cualquier reparación”.

Indicó que por ser mujer muchas veces se cree que no podría hacer un cambio de suela, una costura de cierres, o cualquier otra reparación. “Siendo sincera lo único que se me dificulta son las tapas de las zapatillas”.

Su abuelo inició la tradición familiar de reparación de calzado desde la década del 60 y su establecimiento estaba en la calle Morelos a un costado de donde ahora se ubica la dulcería la Colmena, “Tenemos clientes que aseguran haber conocido a mi abuelo allá abajo y que después le trajeron sus zapatos a mi padre y ahora siguen confiando en nuestro trabajo”.

MATERIAL DE BAJA CALIDAD

Un problema al que como zapateros se han tenido que enfrentar es al material sintético en el calzado pues es de muy baja calidad y por ende a veces barato, entonces reparar un calzado sintético no es costeable “hay zapatos que cuestan 300 pesos y por repararlos cobramos 150 pesos. Nos dicen: mejor compro unos nuevos”.

Magali señala que antes todo el calzado era de piel de calidad que permitía hacerle reparaciones a veces hasta tres veces le cambiabas suelas y seguía buena la piel, pero ahora hay mucho calzado que viene de china que no es fácil de reparar y son muy corrientes.

También lee: Capacitan a mujeres en instalaciones eléctricas, red hidráulica y sanitaria

Aunque este tipo de calzado le ha disminuido la cantidad de trabajo, Magali indicó que lo siguen realizando para la gente que aún los frecuenta. Gracias a su servicio actualmente sus hijos pueden ir a la escuela en nivel bachillerato y confía que dios le permitirá verlos graduarse.

Fotos: Abel Miranda Ayala

Artículos Relacionados

Opinión

“MUY EMOTIVO FUE EL EVENTO DEL CLUB ROTARIO”

(Por: Juan Antonio Guevara Campillo –Nikita-) Estimadas y estimados lectores de su...

DeportesOpinión

“EL EQUIPO AMÉRICA SIGUE CALLANDO BOCAS”

(Por: Juan Antonio Guevara Campillo –Nikita-) Hasta el día de ayer martes...

OpiniónTumbando caña

Tumbando Caña

Juan Antelmo García Castro MORENISTAS RECHAZAN CANDIDATURAS DE BEATRIZ MOJICA, FÉLIX SALGADO...

Celular PolíticoOpinión

CELULAR POLÍTICO

Dra. en Ciencias: Magda Susana Jáuregui AMLO EN LA INAUGURACIÓN DE LA...