Home Deportes “EN ESTA VIDA TODOS TENEMOS NUESTRO LUGAR”
Deportes

“EN ESTA VIDA TODOS TENEMOS NUESTRO LUGAR”

(Por: Juan Antonio Guevara Campillo –Nikita-)

Con dedicatoria muy especial para mi gran amigo de toda la vida el Licenciado y Contador Humberto Soto Rendón, quien presumo, es mi asiduo lector desde que yo me inicié en el mágico mundo de la información, y sobre todo, de la promoción y difusión del deporte en todas sus variantes, ramas y disciplinas, pues les aseguro que “Beto” como le digo de cariño, es un hombre sumamente estricto en sus actividades diarias, siempre pone el 100% de sus energías para que sus proyectos se cumplan a cabalidad en toda la extensión de la palabra, y con esto, no quiero decir que sea un perfeccionista como yo, no es así, es un hombre de proyectos y muy ilusionado de la vida, amén de que es estricto en toda la extensión de la palabra, y ha sabido guiar con mano firme y justa, los sueños de su nieto, que acá entre nos, les comento, es pequeño diamante que a base de buenos ejemplos y consejos sanos y positivos, ha sabido encauzar por  el camino del bien, conduciéndolo con mano  firme y segura, por el camino del éxito. El tema que hoy abordaré, es en relación a la grata y muy agradable sorpresa y lección de vida, que en compañía de mis grandes amigos y ex jugadores Jaime y Javier Mancilla Castro, aprendí el sábado próximo pasado, cuando por invitación de ellos, me di cita en la cancha principal del Deptvo. “La Ciénega” de don Diego Díaz Padua, a presenciar tres interesantes encuentros de fútbol soccer varonil, en la categoría de “60 Años y más”, torneo que con toda justicia lleva el nombre de: “Ing. Ignacio Jesús Taquillo Pastor”, el popular “Takis”, quien fue uno de los primeros jugadores que tuve en mis inicios como entrenador de fútbol, hace como 50 años.

       Debo confesar que por iniciativa de mis amigos Jaime y Javier Mancilla Castro, recibí en días pasados la invitación que me hicieron para que yo los acompañará a dar una vuelta y de paso disfrutar juntos de unos partidos de balompié, y de esta forma –me dijeron-, recordar juntos aquellos tiempos maravillosos en que jugaron bajo mi directriz, y para que los voy a engañar estimadas y estimados lectores de “Diario de Guerrero”, y de la página de Facebook “Juan Antonio Guevara Campillo “Nikita”, pues que no me hice del rogar para nada, y acepté “ipsofácto”, y a la voz de ya, el ofrecimiento. Quedamos que pasarían por mí a las 9:00 A.M., y la primera sorpresa que tuve, fue que Javier, llegó diez minutos antes, y con esto me demostró que mis enseñanzas no fueron en balde, aprendieron la lección de Nikita, esa que siempre les enseñé, el de la puntualidad, porque mi abuelo siempre me decía: “hijo, la puntualidad es privilegio de reyes, y créanme que siempre me ha ayudado y mucho en las múltiples actividades que tuve en mi vida laboral, esperando que a los cientos de jugadores que pasaron por mis manos a lo largo de 22 años ininterrumpidos de actividad, con los dieciséis equipos que traté de formar, de moldear y de hacerlos triunfadores, les haya servido para bien. Por este medio, agradezco de todo corazón, la noble intención de Jaime y Javier, que tuvieron al invitarme a salir de mi dulce prisión llamada hogar, me sirvió mucho y ahora valoro que un verdadero amigo, es aquel que si te ayuda, no te pide nada a cambio, lo que él desea es ser siempre tu amigo.

       Esta fue una grata experiencia vivida el domingo pasado, pues descubrí sin querer, que en esta vida, todos tenemos un lugar asegurado, y que cuando yo ya me sentía derrotado, olvidado por todos, y refundido en mi casa, tuve esta grata oportunidad de descubrir al mundo que pertenezco, y como dice el dicho: “Cada Oveja con su pareja”, y es la pura verdad, ya que entre a mi mundo, al mundo que es mío, al mundo de mis contemporáneos, de mis cuates, y disfruté de verdad momentos sublimes y encantadores, me di cuenta que de acuerdo a la edad, es el mundo en que debemos de ubicarnos siempre, yo no debí de pensar tan siquiera, que podría encajar ni de chiste, con las generación más recientes, con los jóvenes de ahora, todo va de acuerdo a la edad que se tiene, y no olvidar también, que con los que más podemos y debemos de convivir, es con los de nuestra edad, con nuestros contemporáneos, con los de nuestra generación. Desde el momento mismo en que me bajé del coche, empezaron los saludos de los jugadores y árbitros, todos me conocían, todos me saludaban con cariño y sobre todo mucho afecto, y ahora entiendo él porque, mi querido amigo Francisco Javier López Salazar “el pan” (ya finado), se empeñó en organizar torneos para las categorías mayores, de 30 años en adelante, y jamás imaginé la buena intención que tuvo al hacer posible este sueño, como es el de darle la oportunidad de seguir jugando al fútbol a los que así lo deseen y hasta que tengan fuerza para hacerlo. “Dios está contigo amigo Javier.

Se disputaron tres interesantes encuentros del Torneo de Fútbol Soccer denominado con toda justicia “Ing. Ignacio Jesús Taquillo Pastor”, conocido por todos como “Takis”, por su gran trayectoria deportiva, jugando en el primero de las 9:30 A.M., los equipos “Tres Hermanos” comandado y patrocinado por el Ing. Hilario Martínez, y “Amigos del pan”, encabezado por Saúl Contreras Catalán “el tiburón”, ganando el primero 5-0 con goles de Javier Téliz -3- y dos de Alejandro “el Pixi” Mendoza, con arbitraje de Alejandro Arce Malagón; a las 11:00 horas, en reñido encuentro, Pegaso empató a uno con Tequicorral, dirigidos por Javier Dionicio y el Dr. Salvador Jorge Ramírez, respectivamente, ganando en tiros penales Pegaso; y a las 12:30 horas, el Zapatousky le ganó 2-0 al Santa Cecilia, dirigidos por Víctor Zapata e Ignacio Taquillo, respectivamente, mencionando que antes de iniciar el encuentro, mi amigo de toda la vida el Teniente Coronel ya retirado Roberto Antonio García Bello, “Tito”, me dedicó un gol, y cumplió su palabra, recordando aquellos bonitos tiempos, en que él fue considerado como uno de los célebres y destacados goleadores de Chilpancingo y Guerrero. Sin querer, descubrí que mi lugar está en este compacto grupo de “65 años y más”, gentes que conocí siendo joven, y que desde entonces tenemos una gran amistad y un profundo respeto. Si Dios me lo permite, estaré por allá con ustedes, el próximo domingo para que juntos recordemos viejos tiempos. En verso me despido y digo esto: “Voy a disfrutar ahora, con la gente de mi edad, sin ninguna mezquindad, al lado de mi señora; el tiempo que uno añora, en completa libertad”. Es todo. (Nikita).

Artículos Relacionados

Deportes

Inicia UAGro proceso interno de Conadems

En instalaciones deportivas de nuestra Alma Mater en la capital, se celebró...

Deportes

Hay nuevo campeón en el Valle de Ocotito y es el popular equipo Concha

La tarde del domingo 14 de abril, en la cancha Barrio Viejo...

Deportes

Semifinales que sacarán chispas en la Liga de futbol-6

Si los partidos de la fase de cuartos de final fueron candentes,...

Deportes

Origen del deporte, para cuidar la salud

Siempre que voy por las calles de la ciudad, visito alguna escuela...